sábado, 12 de noviembre de 2011

Emergencias


Qué me mueve a crear. Mi principal motivación a la hora de crear algo ha sido siempre el hecho de poder comunicar sentimientos, emociones e ideas desde las imágenes, expresar cómo y quién soy yo, adoptar una identidad y un lenguaje propio. Lo que más me mueve a trabajar es el anhelo por adquirir una identidad pictórica, la construcción de un mundo propio que me defina e identifique, que calme mis pasiones, mis deseos, pero sobretodo sobre todo  quiero disfrutar de la realización de la obra, vivir la construcción de lo que hago, se podría decir que lo que me mueve es la mera necesidad de hacer arte y el puro placer de contemplarlo que intento incitar con ello.
A nivel intelectual, principalmente me preocupa la falta de sensibilidad y solidaridad que hay en la sociedad, sobretodo en el mundo moderno y globalizado en el que vivimos hoy donde lo íntimo y el cultivar de los buenos sentimientos queda relegado por la aceleración, la avaricia y la competitividad. Mi arte quiero que se base en los sentimientos de la inocencia y en el saber obtener placer de los pequeños detalles en el que busco que el espectador sea consciente de ello y reflexione. Se podría decir que mi propósito es llegar a la parte humana de la gente, provocar en ella una reflexión sobre lo que a mi juicio es importante cuidar en la vida. Ser feliz y disfrutar de las pequeñas cosas.
Entre mis emergencias también se encuentran:
-Ponerme en contacto con las tendencias actuales del arte.
-Buscarle un sentido más teórico a lo que hago.
Desde dónde hablo. Hablo desde mis propias experiencias, desde mis sueños, desde mis fantasías e ilusiones, desde mis invenciones, desde el humor y el aprender a reírse de uno mismo y de la sociedad. Y a partir de ahora, también quiero hablar un poco desde lo externo a mí, desde la sociedad.
A quién hablo. Mi receptor es todo el que quiera apreciar mi trabajo. En un principio puede parecer que todo lo hago por placer personal y para mí misma, pero siempre tengo en cuenta al posible receptor que se sienta identificado. Mi objetivo es llegar a los demás y no quedarme en un monólogo cerrado.

Influencias. A lo que me gustaría llegar.

Jose Luis Serzo, un artista próximo a la ilustración, recrea todo un universo de fantasía y sueños, dando vida a personajes surrealistas y disparatados que encarnan diferentes facetas del ser humano y que  llenan de optimismo y fé a sus espectadores.





 Will Cotton, pintor interesado en iconografía popular, obsesionado con la sensualidad onírica del cuerpo femenino puesto en relación directa con los sentidos del gusto y de la vista, creando un mundo de dulces, pasteles, y nubes del algodón donde bellas mujeres desnudas disfrutan de degustar. Un arte para el deleite.



Julie Heffernan, Surrealismo barroco cargado de símbolos. La artista se aventura en las regiones más recónditas del subconsciente y expresa esas vivencias a partir del arte. Su estética se caracteriza por fundir lo orgánico y lo artificial en una sola esencia.




Lisa Yuskavage, su obra gira en torno a la representación de la mujer, condicionada por los estereotipos que la sociedad le atribuye. A modo de ilustraciones caricaturescas, la artista deforma  exageradamente las curvas. Prestando especial atención a sus rostros, todas estas mujeres dejan muy poco ver su mirada lo que transmite su incomodidad, y de esta manera los lienzos reflejan cierta crítica con esta condición machista de la sociedad que trata a las mujeres como objetos.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario