viernes, 11 de noviembre de 2011

A lo Taschen


María Ayuso Esteban
1989, Madrid


La obra de María Ayuso comprende pintura y dibujo principalmente, su estilo próximo a la ilustración utiliza recursos del figurativismo para crear imágenes surrealistas, con algunos toques abstractos para crear las atmósferas en los fondos de sus escenas. La principal característica de sus pinturas es el tratamiento del color, pues es lo que más interesa a la artista, sugerir con sus ardientes colores, y llamativos contrastes cierta prestancia en sus cuadros. También, la creación de atractivas texturas utilizando la técnica del Dripping.  

La temática de los cuadros aborda asuntos mitológicos y de fantasía, con una apariencia, a veces, próximo al mundo de la ilustración de cuento infantil o comic. En ocasiones de trata de una entelequia documentada y otras muchas veces de la imaginación de la artista.  Existe cierto gusto por la pincelada fresca, por el contacto con la pintura como materia en el cuadro y por los colores muy saturados como seña de identidad. En su obra encontramos influencias del Pop Art y de la ilustración moderna.

Criatura de la noche

Valquíria.

El guardián de los sueños II



Espacios

Los espacios de arte visitados reúnen diferentes aspectos de cómo se gestiona comercial y culturalmente el producto artístico. Mi proyecto no se mueve por el mundo del arte conceptual y tampoco se puede considerar algo emergente. No veo cabida para mi obra en un espacio como el Museo Reina Sofía, donde se requiere que el artista tenga una trayectoria considerable y cierto prestigio en el mundo del arte contemporáneo. La Casa Encendida, sin embargo, presenta proyectos de gran envergadura pero sobre todo dirigidos al tema social y medioambiental. Quizá el espacio que mejor podría acoger mi obra sea Espacio Mínimo. No obstante me gustaría, ahora, centrarme un poco más concretamente en las obras y artistas que encontré en Espacio Mínimo.
La galería Espacio Mínimo, presenta estos días una exposición colectiva, Human Nature, realizada entre varios artistas.
Siento que mi obra podría entablar relación en especial con los dibujos de Rachell Sumpter, y Jacob Magraw-Mickelson, pero también con lo allí expuesto de Victoria Reynolds y Brendan Monroe. Los dibujos de Jacob resultan muy atractivos, pero a la vez inquietantes, sus dibujos de no muy grandes formatos encierran un mundo con multitud de formas ejecutadas con minuciosidad y delicadeza. Nuestras obras comparten el gusto por los colores intensos y los minuciosos detalles. También la fantasía que ilustra sus trabajos en los cuales encontré cierta influencia por la animación del Studio Ghibli, muestran su gusto por liberar su imaginación.


Rachell Sumpter, y Jacob Magraw-Mickelson

Victoria Reynolds realiza unos impactantes cuadros en los que exhibe orgánicas texturas basadas en la carne y realizadas con sumo preciosismo y cuidado. Sus cuadros recrean un mundo sensorial realmente atractivo y ornamentado. Su obsesión por un manejo depurado de la técnica que roza el hiperrealismo es algo que también quiero conseguir con mi obra. Sus cuadros me son una buena fuente de inspiración.

La mayoría de artistas que encontré en la exposición citada de Espacio Mínimo (la galería cuya exposición se podía acercar más a mis gustos personales) trabajan en el dibujo y la pintura formas orgánicas atractivas y coloridas, que me resultan bellas y comparten un gusto por lo visual y lo elaborado que me gustaría llegar a alcanzar.

Cabe destacar la obra de Brendan Monroe, el cual se considera a sí mismo como fabricante de cosas que tiene la necesidad de producir y construir, no descarta el tradicional medio del dibujo para representar fielmente sus ideas y conceptos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario